Gata Meow
12. 04. 2018

Boas gatunos!

Normalmente empezaría este tipo de entrada pidiéndoos perdón por llevar una buena temporada sin actualizar. Pero no va a ser así.

La verdad es que dejé de subir vídeos y entradas por una razón muy sencilla: no era prioridad en mi vida. Había otras cosas más importantes que llenaban mi cabeza.

Y lo echo de menos, echo de menos el preparar todo, el dejarme llevar al teclado, echo de menos editar y, sobretodo, echo de menos la interacción con vosotros.

2016 no fue mi mejor año por una serie de razones que no vienen al caso, 2017 tampoco lo fue y 2018 no lo está siendo tampoco. Vamos, que tengo una mala racha bastante larga. Y a veces, es mejor dar un paso atrás, coger aire, y plantearse las cosas de otra manera. Por eso decidí volver a YT en su momento el año pasado.

Hay cosas que nos rodean que podemos cambiar, otras, las importantes,  no. Pero lo que sí podemos cambiar es nuestra forma de actuar ante la vida y ante las circunstancias que aparecen. Hace un par de meses, tuve la “suerte” de asistir a una charla “motivacional” en la que te vendían la moto de que “hay que aprender a que te digan que no”. Y me descubrí, hablando conmigo misma, diciendo, eh!, lo que hay que aprender es a decir no! Y hay que aprender a decir ya basta.

En esta última temporada, he aprendido a ser más paciente (sí, aunque no os lo creáis, soy más paciente que antes), he aprendido a valorar más a la gente que quiero y he aprendido a no desperdiciar mi tiempo con quien no se lo merece.

Eso no quiere decir que sea perfecta. Ni mucho menos.

Las redes sociales muchas veces nos intentan vender la existencia de una vida perfecta y yo no quiero vender eso en las mías, más que nada, porque no me apetece mentiros. Mi vida no es perfecta, tiene sus cosas buenas pero también tiene sus cosas malas. Y yo, tengo mis cosas buenas y mis cosas malas. Y una de mis cosas malas es mi poca capacidad de perseverancia en ciertos temas.

Espero volver pronto a ser constante, tanto por aquí, como por YT e IG. Poco a poco. No prometo nada, pero es uno de mis objetivos a corto plazo.

Nos vamos leyendo, gatunos, espero que me hayáis echado por lo menos un poquiiiiito de menos! :P

With love,

Gata

4 respuestas a “Reflexión de jueves”

  1. ángeles dice:

    Vuelve cuando realmente te apetezca y tengas ganas pues un blog no es una obligación y sí algo con lo que realmente disfrutes. Desearte que todo te vaya a mejor a lo largo de este año, porque en la vida hay varias etapas, una mejores y otras peores, pero todo pasa.

  2. Diana dice:

    A mi me alegra verte más poco a poco… se te extraña para debatir de lo que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies