Gata Meow

Boas gatunos!

Hoy os quiero hablar de un producto que llevo usando más de un año, el Foreo Luna Mini 2!

Os hago un resumen de la historia de mi piel, para que entendáis un poco mejor mi opinión sobre este dispositivo. Hola, me llamo Antía, y tengo acné. Pero mucho. Desde hace mucho tiempo. Empecé a ir al dermatólogo cuando tenía 10 años, y lo probamos TODO y nada funcionaba, hasta que a los 18, decidimos tomar el Dercután (ácido retinóico). Fue un antes y un después en mi vida. Quiero aclarar algo, porque en mundos de internet, la gente habla del Dercután como si fueran caramelos. Es un medicamento MUY serio y tiene muchísimos efectos secundarios, muchos de los cuales, por desgracia, me tocó sufrir. Fueron unos meses muy duros y muy fastidiados, pero el acné se fue. Y claro, yo feliz, después de 8 años, por fin tenía una piel bonita. Y más o menos, se mantuvo así 6 años. Tenía algún granito de vez en cuando, pero nada complicado.

Pero amigos, a mi me gustaba mucho “fuchicar”, me gustaba (y me gusta) probar cosas nuevas, y en el 2013, con 24, decidí probar el famoso Clarisonic del que todo el mundo hablaba maravillas. Y me lo compré. Y el primer mes lo amé. Pero ay, después del primer mes… Mi cara volvió a ser un espanto! De hecho, si me seguís desde hace tiempo, en mi blog hablaba de la época A.C (antes del Clarisonic) y D.C. (después de Clarisonic). (Quiero aclarar que lo usé 3 meses, y que el equipo de Clarisonic fue fantástico y me ayudó muchísimo, incluso me devolvieron el dinero).

Parecía que todo el esfuerzo de tener una piel de persona normal se había ido a tomar viento, por lo cual, cuando se hablaba de Foreo por aquella época, yo no huía haciendo la croqueta, pensando que podía pasarme lo mismo que con el Clarisonic.

Pero todo cambió cuando hice un curso de SaraiAlma y en él, probé el Foreo… ME ENCANTÓ. La sensación que te deja en la piel la primera vez que lo usas, es MARAVILLOSA <3 Y me lo tuve que comprar. Y eso fue en octubre 2016.

Después de esta super introducción, de que conozcáis a mi piel (grasa con tendencia acnéica) y que sepáis que llevo más de un año utilizando el Foreo, creo que es momento de daros mi opinión.

El que yo me compré es el Foreo Luna Mini 2. Dentro de Foreos de limpieza facial, tenéis varios modelos, pero a mi, por tamaño y por precio, este es el que más me convenció. Lo hay en 6 colores (fuchsia, el que yo tengo, azul aguamarina, negro, rosa, amarillo y menta, que este color no lo había cuando yo me compré el mío y que es el que me compraría a día de hoy :P).

Y qué es el Foreo? Pues es un dispositivo de limpieza facial que tiene filamentos de silicona (3 tipos) y que vibra con un sistema T-sonic. Además, tiene 8 velocidades de “trabajo” ajustables, para que cada uno encuentre la suya.

Este en concreto, como veis en comparación con mi mano, es bastante chiquitito, y la verdad es que es perfecto para limpiar todo el rostro, incluso los recovecos más complicados, como alrededor de la nariz. Además, este tamaño compacto, hace que se pueda llevar de viaje sin problemas, porque no ocupa prácticamente nada!

Algo maravilloso que tiene, es que se puede mojar, por lo cual, yo normalmente lo uso en la ducha. Lo que hago es mojarme el rostro, utilizar un gel limpiador (en este caso, lo suelo usar con el Effaclar de La Roche Posay), me lo aplico en el rostro, y con el Foreo humedecido, limpio el rostro. Yo divido el rostro en tres zonas, la frente y zona T y las dos mejillas. El propio dispositivo te va vibrando para que vayas cambiando de zona, así que… simplemente te limpias con un masajito facial y desconectas! Luego te lo aclaras, y listo.

La verdad es que creo que es un dispositivo que puede irle bien a todo el mundo. Tiene 3 tipos de filamentos para adaptarse a los distintos tipos de piel, así que ahí no hay problema. Tengo amigas con piel sensible que lo utilizan y están muy contentas con él. La piel queda más suave, más limpia, desde el primer día que la usas.

Por si os lo estabais preguntando, no lleva pilas, se carga por detrás con un cable con conexión USB. Yo, después de un año de uso, solo lo he cargado una vez, así que… imaginaos lo que dura la batería! Yo estoy encantada!

Y ahora, hablemos de lo que nos importa… el precio y dónde comprarlo. El aparatito vale 139€. Sí, CIENTOTREINTAYNUEVE. Es caro, para qué nos vamos a engañar. Pero vale la pena. Mucho. De verdad. Creo que es una opción maravillosa para que os pidáis de regalo de Navidad o que os hagáis un capricho.

¿Y dónde lo podéis comprar? Pues lo podéis comprar en Sephora, en la web de Foreo y en Amazon

Desde la marca, a mi me enviaron uno, junto con el dispositivo ESPADA, del cual os hablaré más adelante, así que, como ya tenía el mío, lo voy a sortear mañana en mi IG, así que… A seguirme y a estar atentos!

 

Nos vemos en la próxima entrada, gatunos!

With love,

 

Gata

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies